La mentira

Siempre que hacía una travesura y no contaba la verdad, mi abuela me advertía:

– Nacho, la mentira tiene patas cortas.

Tanto lo decía que terminó por convencerme y, desde entonces, no les creo nada a los bebés ni a las personas bajitas.

Hace poco un compañero llevó al colegio una lapicera buenísima. Tenía como 20 colores: verde, azul, rojo, amarillo, bordó, celeste y un montón más. Solo le faltaba el blanco.

Me dijo que se la habían regalado para el cumpleaños, pero yo desconfié.

Le miré las piernas y noté, con asombro, que eran más cortas que las mías. Entonces, le quité la lapicera de las manos y me fui corriendo a toda velocidad a ver a la directora.

Golpeé la puerta de su despacho hasta que abrió y entré de un salto. Le pedí que cerrara.

– ¿Qué pasa, Nacho? ¿Qué pasa? –preguntó asustada la directora.

– Pasa que un compañero, que todavía no sé cómo se llama porque es nuevo, se robó una lapicera muy cara. ¡Tiene como 20 colores la lapicera! Solo le falta el blanco –respondí agitado.

– ¿Y vos cómo sabés eso?

– Porque me fijé y no tiene el blanco. Si quiere, la pruebo en un papel y le digo exactamente qué colores tiene, pero le repito: son como 20.

– No, Nacho. Te pregunto cómo sabés que se robó la lapicera.

– Ahhh…

Miré para los costados para verificar que no hubiese nadie más en el despacho de la directora y le indiqué con la mano que se acercara. Ella se inclinó y le dije al oído:

– Porque la mentira tiene patas cortas.

De inmediato, levanté la voz y exclamé indignado:

– ¿¡Acaso usted no lo sabe!?

¡Pobre! ¡Casi la dejo sorda!

– ¿De quién es la lapicera, Nacho? –me preguntó la directora, algo molesta con la situación.

– ¡Eso es justamente lo que quiero averiguar! –le contesté-. ¡A quién se la robó ese sinvergüenza!

– ¿¡Otra vez, Nacho!? Te estoy preguntando a quién le quitaste vos la lapicera.

– Ahhh… ¿No le dije que es un compañero nuevo y que no sé el nombre?

Volví a indicarle con la mano que se acercara y le susurré:

– Lo que sí sé es que tiene las patas cor…

En el preciso momento en que iba a decir “tas”, alguien golpeó la puerta del despacho con la misma insistencia que lo había hecho yo.

Tan rápido como pude, me escondí detrás de una silla y, desde ahí, vi entrar al misterioso nuevo alumno, que para mi sorpresa se llamaba Ignacio, igual que yo.

– Hola, Nacho –dijo la directora.

– ¡Señora directora, un nene me robó la lapicera de todos los colores!

– ¡Miente! –dije con voz aguda para que no me reconociera ni descubriera mi escondite. Y agregué: -Además no tiene todos los colores. Le falta el blanco.

– El blanco no es un color. Es la superposición de todos los colores –respondió él como si supiera del tema. Me dejó mudo.

No pasaron dos segundos que el Nacho nuevo estaba tocándome el hombro bien fuerte con su dedo índice. ¡Oh, no! ¡Había descubierto mi escondite!

Trató de quitarme la lapicera forcejeamos al grito de “¡Es mía! ¡Es mía!” hasta que la directora la tomó con firmeza y la levantó muy alto, tanto que ambos quedamos pataleando en el aire, aferrados con nuestras manos a la lapicera como un perro que no suelta la media que le robó a su dueño.

En ese momento, la directora dijo:

– Ahora resulta que los dos tienen las patas cortas y no llegan al suelo.

– ¡Es cierto! –exclamé y solté la lapicera. ¡Por eso es que a veces miento!

La directora sonrió.

– ¡Ay, Nacho! Cuando uno dice que “la mentira tiene patas cortas” se refiere a que no se puede llegar muy lejos mintiendo, que en algún momento se sabrá la verdad. No quiere decir que las personas bajas sean mentirosas. Mucho menos, los chicos.

– Ahhh –dijimos nosotros a coro.

– Pero no se preocupen. No importa que alguno haya mentido. Lo que importa es que desde ahora sean amigos.

Nos fuimos contentos caminando hacia el aula. Le pregunté a mi nuevo amigo si me prestaba la lapicera en el recreo, pero me dijo que no la tenía…

Miramos para atrás. La directora ya no estaba. Había cerrado la puerta con llave y de su despacho salían carcajadas.

– Che, Nacho –me dijo él-: ¿No será que la mentira tiene patas largas?

Autor: Darío Nudler. Todos los derechos reservados.

Compartir este sitio en
2020-02-28T18:12:05+00:00

32 Comments

  1. Nicolás Fiorito marzo 1, 2020 at 1:20 am - Responder

    hola dari muy lindo el cuento soy nico

    • CuentosxContar marzo 2, 2020 at 3:40 pm - Responder

      Gracias, Nico!!!! Arquero hasta en la tribuna 😉

    • Soledad marzo 18, 2020 at 4:11 am - Responder

      Hola soy mía tengo 7 años me gustó mucho el cuento.🙂

    • Mario Andrada marzo 30, 2020 at 4:40 am - Responder

      Hola Darío ..buenísimo el cuento muy divertido…leí este y como tres más a mi hija Clara y a Lucio de casi 4 y 1 y medio años. Se rieron muchísimo y se quedaron mosca sin que me de cuenta. Nunca me había pasado ..no les leo muy seguido. Me dio una satisfacción enorme. Gracias. Muchas gracias por lo que haces.

      • CuentosxContar marzo 30, 2020 at 11:08 am - Responder

        Hola Mario. Mi hijo menor, Sebastián, tiene 8. Es amante de las pantallas como la mayoría de los chicos, aunque muchas veces inventa juegos vinculados con lo que está viendo y juega con la tele encendida. Le gustan mucho los números y hacer deducciones lógicas, no tanto las letras. A diferencia de la más grande, Sofi, la dibujante, casi no lee por motu proprio. Sin embargo, cuando le pregunto si quiere que le lea un cuento para dormir, acepta feliz. Es un momento único. Me alegra mucho que mis cuentos te sirvan para conectar con tus chicos desde la lectura. Me convierte en un feliz servidor. Te mando un abrazo, Darío

  2. Florencia marzo 3, 2020 at 9:14 pm - Responder

    Hermoso cuento

  3. Juan Sebastian marzo 8, 2020 at 1:23 am - Responder

    Me gusto el chiste del final

    • Maria marzo 20, 2020 at 6:00 pm - Responder

      Nos encantó!!!!

    • Mailu toscano marzo 24, 2020 at 8:46 pm - Responder

      Esta bueniiisimoo!! Lo que me reí! Jajaja gracias!! Se lo comparto a mi hermanito.

  4. Diego marzo 8, 2020 at 3:28 am - Responder

    Bien dijo que le dio gracia por eso dicen que tienen patas cortas .
    Antu 8 años.

  5. Dora marzo 9, 2020 at 7:13 pm - Responder

    Me encantó… me gustaría ilustrarlo…

    • CuentosxContar marzo 10, 2020 at 10:23 am - Responder

      Hola Dora, ¿cómo estás? Es una gran idea. Podríamos armar una sección para que nos envíen sus ilustraciones sobre los cuentos. Te escribo por mail. Saludos, Darío

    • Sofía marzo 11, 2020 at 4:13 pm - Responder

      Amé escucharlo con mi hija y hablar de la importancia de decir la verdad

  6. Eri y Ámbar marzo 10, 2020 at 2:32 am - Responder

    Que buen final!!! Según Ámbar, este cuento es “muy” misterioso. Tendrá segunda parte? Saludos desde Cordoba, Traslasierra!

  7. Mabel marzo 17, 2020 at 1:02 pm - Responder

    Gracias por vuestro trabajo excelente!!
    Gracias!!
    Saludos,
    Mabel Izon ( Abuelala)

  8. Mabel marzo 17, 2020 at 1:16 pm - Responder

    Me pregunto si este parrafo podria confundir a los niños…

    “ – Pero no se preocupen. No importa que alguno haya mentido. Lo que importa es que desde ahora sean amigos”

    • CuentosxContar marzo 18, 2020 at 11:08 am - Responder

      Hola Mabel. Buena pregunta. Creo que no los confunde porque se dice en un contexto de comprensión de la situación por parte de los personajes. No por nada Margaret Atwood sostiene que “el contexto lo es todo”. Saludos y gracias, Darío

    • Yanina abril 2, 2020 at 6:04 pm - Responder

      Me gustó el cuento, y me encantó muchísimo!!! Le doy un 10… Soy Valentina y tengo 6 años.

  9. luci marzo 22, 2020 at 12:30 am - Responder

    hola me encanto el cento por queesta bien nunca hay que mentir a mi me encanto soy lucia niz tengo 8 años voy a cumplir 9

  10. Inés marzo 24, 2020 at 3:19 am - Responder

    Lo leímos con Helena de 6 años y agrega que la mentira puede tener patas medianas? 🙃Gracias por el lindo cuento!

  11. Nacho marzo 25, 2020 at 3:23 am - Responder

    Muy gracioso! Me encanto

  12. Camila marzo 25, 2020 at 3:28 am - Responder

    Me encanto!! .Esto Sale de los cuentos comunes !

  13. Andrea abril 1, 2020 at 4:01 am - Responder

    Jajaj muy bueno lastima que mi hija (Estrella 3 años) se durmió antes del final!

  14. Milagros abril 1, 2020 at 5:25 am - Responder

    Me encantó!!! Mili 6. 😉

  15. DANIELA LEPERA abril 1, 2020 at 10:02 pm - Responder

    HOLA hermoso cuento ,soy Daniela Lepera de la Escuela Nª 8 Guillermo Alte Brown de Berazategui. Muchas gracias por escribir cosas divertidas. Espero leer mas cuentos suyos. !!!!

  16. Santiago Azcoitia abril 2, 2020 at 2:52 am - Responder

    Otra noche de lectura y charla junto a los cuentos, personajes y enseñanzas. Hasta mañana …..!!!

  17. lucila pilar abril 2, 2020 at 7:12 pm - Responder

    hola dario. hermoso cuento . Lo escuchamos con mis abuelos. lo que aprendi de este cuento es que no hay que mentir voy a cuarto grado de la escuela numero 8 de berazategui gracias por este pequeño cuentito

  18. Maria abril 3, 2020 at 4:04 am - Responder

    Hermoso cuento me encantó .

  19. Josefina abril 3, 2020 at 4:04 am - Responder

    Hola Darío!! A mi hijita Libertad de 5 años y A mi nos encantó el cuento!! Realmente es divino!! Muchas gracias por llevarnos por esos lugares donde lo cotidiano de nuestras experiencias nos asombran, sorprenden y nos hacen felices. Saludos desde Jujuy.

    Josefina y Libertad

    • CuentosxContar abril 4, 2020 at 4:56 pm - Responder

      A ustedes por leerme! Y sí, en lo cotidiano se esconden maravillas que pueden alimentar nuestra imaginación. Saludos!

Dejá tu comentario

Simple Share Buttons
error: El contenido está protegido